IV.historias que contar




- lo de bombera, al ser un tema bastante extenso, hemos decidido retrasar su publicación a la vuelta de las vacas.

Os adelantamos los resultados de la última Valoración Física (funcional) que nos han realizado en Forus Fuenlabrada.


Como también hablaremos de hayadiecisiete, os adelantamos un video previo a la apertura de la expo.


audio: 







- lo del avión; pues resulta necesario retroceder unas horas al momento en cuestión para entender el hecho de que lograra viajar en un avión sin tarjeta de embarque.

oído: https://www.youtube.com/watch?v=wIKPy4PBpkk


presente: Estoy acabando con la u de yndvstr! en estas que siento la sensación de que mi tiempo arriba había terminado. Miro hacia abajo y soy consciente que la he liado. Pero en estas que se me viene Chaplin a la cabeza. Me pongo a soltar perlitas sobre el cambio global en la comercialización de la industria de la moda (versión inglés) y me percato de la hora que es mirando al reloj situado a mi espalda a la misma altura exacta que mi posición.
Retomo mi camino de vuelta a casa, unos pásitos de bailarina, unos de escaladora y me junto con la peñita que me esperaba abajo. (Zach había huido) Me libro de ellos con una linda sonrisa de quiceañera y un poco de labia. Zarpo en el autobús que me traslada al aeropuerto. Bajo cual bala de allí buscando mi puerta de embarque. En estas que no me proporcionan la tarjeta de mi vuelo porque llego 15 minutos antes de que salga. Les digo, no pasa nada. Me dirijo a la ventanilla de Iberia para que me vendan un billete en el siguiente vuelo a Madrid. Han de saber que si no estaba en Madrid antes de las 22:00 perdía mi curro. De esto que la secretaria de dicha compañía me dice que aunque falten 40 minutos para que dicho vuelo saliera de Munich, era imposible suministrarme un vuelo. Me cago en la puta. Por las buenas esta visto que no se pueden las cosas. Dispongo de 40 minutos para acceder al vuelo, entrar a trabajar y volver viva a casa. Me empiezo a quitar ropa. Visualizo a los dos hombres que se encuentran en el primer control donde te quitas el calzado, pasas por rayos y registran tu equipaje de mano. El de las izquierda parece más despistado, el de la derecha jodido, mayor con canas... Me toca. i me toca el de la derecha. Me acuerdo de uno que yo me se, que si me viera por una cámara de vigilancia, enloquecería. Y empiezo a sacar pecho, llevaba aún puesto el mono de activista, sin camiseta, con unos levi's bien pegaditos a la cintura (largos) y las botas de combate. Dejo las botas y todo el arsenal de equipaje en la cinta. Me piden mi tarjeta de embarque. Saco el papel del primer vuelo en el que sí tenía plaza, le digo una 'mentira. Me dejan pasar. Me pongo las botas y pienso en el efectivo que llevaba; 10 euros. Me voy al dutyfree y compro una botella de vino blanco para brindar durante el concierto de Dead Bronco al llegar al curro. Sigo caminando y accedo a la parte del aeropuerto donde esta aparcado el vuelo que me llevará de vuelta a casa. A esto que 'recuerdo que antes de acceder al avión Siempre (siempre) te cortan la tarjeta de embarque y se quedan con un pedazo del billete... Bien. Me pongo a echar unas fotos al vuelo, y a la zona en la que trabajar.















Bueno, una vez aquí se me ocurre pensar que no me iban a dejar pasar por exceso de equipaje 
(i que tampoco me podía permitir que la policía lo registrara en el caso de ser detenida) 
Comienzo a visualizar a las personas que me rodean (que cada vez eran menos) me fijo en un chico joven que sigue aún sentado. Me siento a su lado. Le cuento la película (lo de la ISPO me lo reservo. Y le propongo que entre en el avión con una de mis maletas, para llamar menos la atención.
Me dice que mucha suerte, pero que no puede ayudarme (lo piensa durante un rato bien largo)
Miro el mostrador de acceso, me empiezan a entrar unos nervios tremendos... pero camino hacia alli.

- Tarjeta de embarque?

- Sí, espere que creo que la llevo por aquí...

Me pongo a su lado derecho y empiezo a tramitar la estrategia de huida. Se acerca una familia con dos hijos. Pienso en robar una tarjeta de las que tenía enfrente mía pero 'robar esta mal. Con las mismas me fijo si alguno de los trabajadores está pendiente de mi, nadie se ha fijado que sigo ahí i cojo las maletas, les doy la espalda y camino por el túnel hacia la puertica del avionsito. Veo a mi 'casi secuaz. Le saludo y le guiño un ojo. Vuelvo caminando hacia el final de la cola. Viene el de las maletas con un carrito y le ayudo a bajar porque el túnel esta en cuesta abajo.

Hablamos un segundico,

vuelvo a la cola,

y respiro.


I aqui viene mi última prueba satánica. Le pregunto a la azafata que dónde estan los baños. No me entiende muy bien y me pregunta el nombre para saber mi asiento. Le digo uno, dos, tres y creo que cuatro nombres variantes (todas ellas) del que aparece en mi DNI.
La mujer se empieza a agobiar porque - obvio, no me encuentra.

i ya que la cojo del brazo, la miro así con delicadeza y le recuerdo que lo único que necesitaba saber era dónde quedaba el servicio.

Me indica...

- y accedo al avión -

Tomo posición.

y pienso en ti, y en lo que te vas a reír cuando te lo cuente.











división: German (MUC)

anthoniuslab

Anoche me acerqué a recoger un regalo muy especial que Antonio Chávez me había preparado (el deseado xilófono!!!) y cuando llegué me enseñó el piano que le acababan de traer porque el universo es así y si das (siempre) recibes! Total. Que nos pusimos a friquear con sus últimos vinilos, y entre tanto nos dieron las 3 de la mañana y le dije que si se improvisaba algo para oír el 'desafinado' piano.

Aquí le tenéis, agustico en su estudio.

quegrande que eres Antoñito : )


( estos son tres audios de la conversacion que mantuvimos durante dicha visita )

De fondo, encontraréis una sesión de vinilos y una improvisación al piano.















Hablo de él hoy porque gracias al Proyecto pude unir a este humanoide con una estrella de la voz; Mireia Bokele actual protagonista de 'Sister Act en España.

- Que ganas de verte de nuevo este domingo! Besitos a Ismael.




































- lo dicho, Teatro Galileo domingo 22 (a las 22 -